Imprimir

Noticias

Boletín Rimisp

México: Fortalecer la orientación rural de las políticas públicas para jóvenes, recomienda Rimisp a Imjuve

28 Febrero, 2017

La Oficina México-Centroamérica de Rimisp presentó ante funcionarios del Instituto Mexicano de la Juventud (Imjuve), incluida su directora general adjunta, Berenice Alcalde, los resultados de la “Evaluación de Consistencia y Resultados (ECyR) 2016″ de los dos programas que ejecuta este Instituto: U008-Subsidios a Programas para Jóvenes y E016-Articulación de Políticas Públicas Integrales de Juventud.


Una de las recomendaciones principales es que se oriente la política pública que hoy se tiene para jóvenes a la atención a la juventud rural e indígena, la cual tradicionalmente ha sido soslayada por las autoridades federales y estatales, señaló Gerardo Franco Parrillat, investigador principal de Rimisp.

Los resultados de las evaluaciones, realizadas por Rimisp, y disponibles en la sección de Transparencia (subsección de “Estudios financiados con recursos públicos”) de la página web del Imjuve, se basaron en los términos de referencia del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) y constaron de 51 preguntas cada una, relacionadas con los temas de diseño, planeación y orientación a resultados, cobertura, operación, percepción de la población atendida y medición de resultados. Todo ello con la utilización de información de gabinete proporcionada por el Imjuve.

Franco Parrillat destacó que “los resultados de las evaluaciones indican que el Imjuve ha tenido buenos avances en materia de operación y de planeación estratégica. Pero todavía hay temas pendientes tanto en el diseño del programa como en la medición de resultados.

“Se hicieron recomendaciones en términos de los tipos de apoyo que otorga el Instituto, así como la creación de un programa presupuestario de modalidad P, de ‘Planeación, seguimiento y evaluación de políticas públicas’; se pidió hacer énfasis en temas de la atención que da el Instituto hacia los jóvenes en zonas rurales e indígenas, y se presentó también una propuesta de agenda de evaluación”, dijo.

Comentó que los resultados de las evaluaciones “fueron bastante bien acogidos por el personal del Instituto. Dado que se fueron conociendo los resultados por anticipado, algunos de esos resultados fueron de hecho ya incorporados en la operación 2017, por ejemplo, se creó un programa de planeación, en respuesta a las recomendaciones que veníamos perfilando”.

Gerardo Franco consideró que la política pública que hoy se tiene en materia de jóvenes debe mirar de frente los retos de los jóvenes rurales. “A veces se deja de lado este problema, pues pareciera que hay un predominio de la población joven urbana, pero los problemas que enfrenta la población rural son importantes, y para Rimisp es prioritario tener en la mira a este sector de la población, que en muchas ocasiones es el más desfavorecido. Es cierto que el gobierno invierte mucho dinero en las capacidades básicas de los jóvenes rurales, así ha sido desde que surgió Progresa (luego llamado Oportunidades y luego PROSPERA); han sido 20 años, una generación completa, con mayor acceso a la alimentación, a la educación y a la salud. Sin embargo, ello no se ve forzosamente reflejado en empleos e ingresos.

Las evaluaciones son muy detalladas, pero hay dos recomendaciones generales que destacan. Textualmente, son estas:

La primera: “Al analizar las categorías de apoyo de los Pp E016 y U008, pareciera que los programas están concentrados en el ámbito urbano, dejando a un lado el ámbito rural y zonas indígenas. Por ello, se requiere determinar si el ámbito de acción de los programas incorpora o no el ámbito rural. De incluirlo, el mecanismo de focalización deberá incorporar criterios que tomen en cuenta el aspecto rural. En caso contrario, la focalización urbana deberá hacerse explícito en los documentos de diseño y operativos del programa.”

Y la segunda: “Se requiere cuantificar correctamente los gastos en operación y de mantenimiento asociados a la operación de los Pp E016 y U008 a fin de poder determinar el gasto unitario de cada programa sobre sus beneficiarios. Para ello se debe tomar en cuenta que los recursos de los capítulos 1000, 2000 y 3000 incorporados en el presupuesto del Pp E016, son utilizados por las distintas áreas responsables del instituto para operar el ambos programas y cumplir con las funciones y atribuciones del propio instituto”.