Imprimir

Noticias

Chile

La Ciudad de los Césares

8 Agosto, 2017

En un 50% aumentó el número de habitantes que reconoce pertenecer a pueblos indígenas, de ellos el 24% vive en zonas rurales, mientras que el 75,3% habitan en zonas urbanas y más del 30% reside en la Región Metropolitana.


Cuenta la historia que existía una ciudad perdida, poblada por hombres blancos y dueña de grandes riquezas en territorios australes del continente sudamericano.  Lejos de la mitología, en Chile se vive una situación similar. Fuera de toda ficción son miles los hombres y mujeres mapuche que en los últimos 10 años han llegado a la capital en busca de mejores oportunidades laborales dejando atrás familia, costumbres y raíces para salir de la situación de pobreza que los ha caracterizado por años. 

Según los resultados de la Encuesta CASEN 2015 respecto de los pueblos indígenas, del millón y medio de personas que afirma pertenecer a pueblos originarios, el 30,1% vive en la Región Metropolitana y en el territorio nacional el 75,3% reside en zonas urbanas y el restante en sectores rurales, de los cuales un 7,7% de ellos tiene un jefe o jefa que se identifica con un pueblo indígena y un 4,5% tiene uno o más integrantes indígenas.

De acuerdo a estudios realizados por  Rimisp – Centro Latinoamericano para el Desarrollo Rural, en Chile, el 39% de la población está concentrado en la Región Metropolitana, pero otro 39% de la población vive en ciudades medianas y pequeñas que tienen entre 18 mil y 300 mil habitantes; en estas ciudades el 60% del ingreso de la manufactura es generado por PYMEs, mientras que en la Región Metropolitana el 60% es generado por empresas grandes.

Es interesante observar la situación en el norte de Chile, de la cual la misma encuesta CASEN da cuenta: Si bien la población indígena se asocia tradicionalmente a las áreas rurales, los datos evidencian que la casi totalidad de mujeres indígenas en la macrozona norte reside en zonas urbanas. Sin embargo, los porcentajes de residencia en áreas rurales son menores en el caso de mujeres no indígenas. Por otro lado, la comparación con los datos nacionales revela porcentajes más altos de población rural a nivel país, sobre todo en el caso de mujeres de los pueblos originarios. El 24% de las mujeres indígenas del país reside en zonas rurales. 

Tanto la encuesta CASEN, como el CENSO, permiten conocer la condición socioeconómica y el lugar donde vive la población que pertenece o es descendiente de alguno de los nueve pueblos indígenas y este cambio -desde lo rural a lo urbano- es un tema que se ha puesto en la agenda política. 

El pasado 29 de Junio, Alberto Pizarro Chanilao, Director de la Corporación Nacional de Desarrollo Indígena (CONADI), en el marco de la celebración del Día de los Pueblos Indígenas en el Cerro Santa Lucía, señaló que “un 33% de la población indígena está en la Región Metropolitana, por lo que asumimos el desafío, como gobierno, de hacernos cargo de esa realidad, ya que muchas veces las políticas públicas se focalizan en el ámbito rural”.

En lo que respecta al tránsito desde lo rural a lo urbano es interesante observar la situación en el norte de Chile, de la cual la misma encuesta CASEN da cuenta: Si bien la población indígena se asocia tradicionalmente a las áreas rurales, los datos evidencian que la casi totalidad de mujeres indígenas en la macrozona norte reside en zonas urbanas.