Imprimir

Noticias

Ciudad de Panamá

Jóvenes Rurales dialogan para construir una Agenda Latinoamericana y Caribeña que permita el desarrollo de su sector

26 Octubre, 2017

La instancia fue pensada como una jornada de presentación y diálogo sobre experiencias de políticas, programas y formas de participación de los jóvenes rurales, cuyo objetivo se centró en construir una Agenda Latinoamericana y Caribeña de Juventudes Rurales, a través de la participación efectiva de los jóvenes, de referentes de gobierno, de agencias de cooperación, de organismos internacionales y de Agencias de las Naciones Unidas de la Región.


Entre el 3 y el 5 de octubre se efectuó el Encuentro Latinoamericano y Caribeño de Juventudes Rurales, en Ciudad de Panamá, experiencia organizada por la Organización de las Nacionas Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA), la Reunión Especializada sobre Agricultura Familiar (REAF Mercosur) y el Centro Agropecuario Centroamericano (CAC).

La instancia fue pensada como una jornada de presentación y diálogo sobre experiencias de políticas, programas y formas de participación de los jóvenes rurales, cuyo objetivo se centró en construir una Agenda Latinoamericana y Caribeña de Juventudes Rurales, a través de la participación efectiva de los jóvenes, de referentes de gobierno, de agencias de cooperación, de organismos internacionales y de Agencias de las Naciones Unidas de la Región. Esto, con el fin de fortalecer espacios de incidencia, participación e intercambio, que permitan el desarrollo de políticas específicas para el sector para avanzar en la inclusión social, económica, política, ambiental y cultural.

En este contexto, Vivián Díaz, investigadora y coordinadora de la Agenda sobre Juventud Rural de Rimisp, fue invitada a participar en el Panel de Juventud Rural y Generación de Oportunidades, donde realizó la presentación del proyecto “Jóvenes Rurales: Una estrategia de diálogo de Politicas”, financiado por FIDA, exposición donde además dio a conocer la metodología de trabajo de los Grupos de Diálogo Rural (GDR), implementados este año en México, Ecuador, Colombia y Perú.

En la oportunidad, la investigadora además profundizó en el enfoque desde el cual Rimisp aborda este tema, y dio cuenta de información relevante, resultante de los últimos estudios diagnósticos publicados recientemente. (Revisar en www.rimisp.org)

“Es muy valorable el intercambio que se dio entre distintos actores en un mismo lugar. Además de las instituciones internacionales, este encuentro reunió a muchos jóvenes de organizaciones de contextos rurales, y estas instancias suelen ser muy escasas. Aquí había hombres y mujeres jóvenes de Honduras, Salvador, Paraguay, Costa Rica, Ecuador, Colombia, Perú Uruguay, por mencionar algunos paises, y eso enriqueció profundamente la discusión”, explicó Vivián Díaz.

La investigadora también destacó de forma positiva que uno de los objetivos de este  encuentro se tradujera en que los jóvenes trabajaran en una agenda conjunta de propuestas para generar mejores oportunidades económicas de inclusión económica y liderazgos democráticos y representativos de la juventud rural en cada uno de sus países para los procesos venideros, “una de las cosas que los jóvenes recalcaron fue la necesidad de ser ellos mismos quienes propongan los temas a discutir en la Agenda y en este sentido mi impresión es que hay que avanzar en que en los próximos encuentros de este tipo sean los mismos jóvenes que puedan presentar sus ideas, iniciativas y formas de pensar el desarrollo territorial”, expresó.

 La experiencia en palabras de los jóvenes rurales

Un aspecto en que coincide la mayoría de los jóvenes, es en que se ha ido perdiendo la identidad del campesino y se ha fragmentado a la figura de una persona únicamente productiva y no a un ser integral.

Al respecto, Susana Hernández, joven rural de Honduras que participó en el encuentro, dijo: “Hemos sido estigmatizados, por eso hay que tratar de gestionar mejores políticas públicas para nosotros, que en la acción puedan llegar a nuestras áreas rurales”.

En tanto, Marta Bangueras, de Colombia, manifestó su preocupación sobre ¿qué significa el desarrollo sostenibles para los jóvenes rurales?, la joven representante de las comunidades negras, dijo que para ellos “la discusión no solo se reduce a la tierra, sino más bien se trata del espacio para hacer pueblo, para hacer comunidad”. Y agregó: “En Colombia no hay escenarios de participación de la juventud rural, no hay políticas, solo hay acciones”.

 

El Encuentro Latinoamericano y Caribeño de Juventudes Rurales, se posicionó como un espacio clave para vincularse con los integrantes de las redes regionales que están trabajando actualmente en el tema, así como una instancia para presentar el proyecto liderado por Rimisp y establecer contacto con jóvenes de distintas organizaciones en América Latina.