Imprimir

Noticias

Publicación en la revista Health and Place y en el blog de VoxLacea

Investigadores de Rimisp analizan la relación entre las características del lugar y el bienestar psicosocial

20 Marzo, 2018

Una mejor comprensión de la relación entre las características del lugar y el bienestar psicosocial puede proporcionar información útil para mejorar el diseño y la efectividad de las políticas de desarrollo local y mejorar el bienestar de las personas.


Psychosocial wellbeing and place characteristics in Mexico” es el título del artículo publicado en el número de marzo de la revista Health and Place por los investigadores Chiara Cazzuffi y David López, cuyos resultados sugieren que en términos generales las características del lugar donde las personas viven influyen de manera significativa en su bienestar psicosocial. Los principales hallazgos de la investigación se publicaron además en una columna en VoxLacea. 

Las características del lugar que contribuyen a definir la estructura local de las oportunidades afectan el bienestar de todos los grupos sociodemográficos analizados, aunque de manera diferente según las características individuales. Vivir en un lugar que carece de oportunidades económicas y donde la pobreza extrema es alta es perjudicial para el bienestar psicosocial de todos los grupos sociodemográficos analizados, pero los grupos difieren entre ellos en el aspecto específico del bienestar psicosocial que se ve afectado. Vivir en un lugar donde la pobreza extrema es alta aumenta el estrés entre las personas más pobres y la depresión tanto entre los individuos más ricos como entre los desempleados. Mientras tanto, la falta de oportunidades económicas locales, como lo indican el desempleo y el cierre de empresas locales, aumenta la depresión entre las mujeres y las personas mayores, y el estrés entre los hombres.

Las características del lugar que se relacionan con las conexiones sociales y la presencia de una red de apoyo parecen ser más importantes para los grupos más vulnerables, especialmente las mujeres y las personas más pobres. Por un lado, vivir en un contexto violento daña el bienestar psicosocial de las mujeres y las personas mayores, pero no cambia significativamente el bienestar de los hombres y las personas más jóvenes. Por otro lado, un entorno social más unido, como lo indica la presencia de actividades comunitarias, tiene un efecto protector sobre el bienestar psicosocial de las mujeres y las personas más pobres, y la disponibilidad de bienes y servicios públicos mejora el bienestar psicosocial de las personas mayores.

Los resultados del estudio sugieren que las políticas de desarrollo local centradas en la creación de empleo y la reducción de la pobreza, y que también facilitan el fortalecimiento de los vínculos sociales, pueden mejorar no solo las condiciones materiales de la población local, sino también su bienestar psicosocial. La evaluación de los costos y beneficios de las políticas de reducción de la pobreza y de los programas de desarrollo territorial en áreas de alto desempleo y bajos ingresos debería tener esto en cuenta, y estas políticas deberían ser valoradas no solo en términos de sus impactos económicos, sino también como intervenciones que pueden mejorar el bienestar psicosocial individual y la salud mental. Esto es particularmente importante para México, donde la distribución espacial de la atención de la salud mental es desigual y las brechas de tratamiento son amplias. Las políticas de salud pública y las políticas de desarrollo territorial deberían de hecho considerarse como herramientas complementarias para la mejora del bienestar psicosocial local. Las investigaciones futuras deberían centrarse en establecer vínculos causales entre las características del lugar y el bienestar psicosocial individual, y en identificar los mecanismos que explican las variaciones entre los subgrupos.

Leer Artículo