Imprimir

Desarrollo con Cohesión Territorial

Ciudades pequeñas y territorios

Interdependencia rural – urbana y Objetivos de Desarrollo Sostenible

31 octubre, 2016

Las ciudades no son ecosistemas aislados, dependen de las interacciones con las áreas rurales que las rodean.

IMG_1441

La Nueva Agenda Urbana promulgada en Quito durante la Conferencia ONU – Habitat III reconoce la interdependencia entre el mundo rural y el urbano y a través de una hoja de ruta invita a repensar como plantear, administrar y vivir nuestras ciudades durante los próximos 20 años. Por su parte, el ODS Nº 11 Ciudades y Comunidades Sostenibles, busca que las ciudades y los asentamientos humanos sean inclusivos, seguros, resilientes y sostenibles para que las personas progresen social y económicamente.

En el año 2012, en el marco de las investigaciones del Programa Dinámicas Territoriales Rurales, se lanzó el documento Las Ciudades en el Desarrollo Territorial Rural, el que establece que para el 2025, ningún país de América Latina tendrá más del 50% de su población viviendo en grandes ciudades, la población de las zonas rurales profundas seguirá cayendo y en el 2025 no va a superar el 30% en ningún país.  En cambio, la concentración de población en los territorios rural-urbanos sigue creciendo. Dependiendo del país, en el 2025 entre el 35% y el 65% de la población de las naciones de América Latina vivirá en ese tipo de territorios.

Las ciudades no son ecosistemas aislado, dependen de las interacciones con las áreas rurales que las rodean. Así, los mercados, bancos y comercios dependen en gran medida de sus clientes de las zonas rurales y parte importante del sustento de la población rural depende de la ciudad.

Además de los flujos económicos, elementos socioculturales como la vida comunitaria,  las actividades productivas y las tensiones por los recursos y las tierras destinadas al la expansión urbana, vinculan a los pueblos y las ciudades pequeñas con sus entornos rurales.

La relación de interdependencia entre el mundo rural y el urbano ofrece valiosas oportunidades para alcanzar un desarrollo sostenible e inclusivo y lograr los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas

Mejorar la estructura vial permitiría acercar a estudiantes de zonas rurales a escuelas en la ciudad y con ello lograr con el ODS Nº4  Educación de Calidad. Las industrias de ciudades pequeñas y medianas que emplean a mujeres en actividades no agrícolas, se alinean con el ODS Nº5 Igualdad de Género. En esta interdependencia se hace necesario facilitar y promover la colaboración entre ciudades y áreas rurales para cultivar, cosechar, almacenar y transportar alimentos con métodos sostenibles que permitan alcanzar el ODS Nº2 Hambre Cero.

En definitiva, promover los vínculos y sinergias entre las ciudades pequeñas y medianas de las provincias Latinoamericanas, y las zonas rurales que las rodean, es una estrategia hasta ahora ignorada para acelerar el desarrollo sostenible e inclusivo de nuestros países.