Imprimir

Noticias

México

Geografía, activos individuales y factores de economía política: todos inciden en las trampas de pobreza: Isidro Soloaga

15 Junio, 2017

El investigador asociado de Rimisp presentó en la UPAEP el libro Trampas territoriales de pobreza, desigualdad y baja movilidad social: los casos de Chile, México y Perú.


Pobreza, desigualdad (no sólo de territorios, también de oportunidades para los jóvenes) y movilidad social fueron los tres indicadores que midieron los autores del libro Trampas territoriales de pobreza, desigualdad y baja movilidad social: los casos de Chile, México y Perú, y se generaron datos con comparativos de largo plazo, entre décadas, señaló Isidro Soloaga y afirmó que también se analizaron factores de economía política, los cuales son claves en la evolución de los territorios.

Isidro Soloaga, investigador asociado de Rimisp – Centro Latinoamericano para el Desarrollo Rural y responsable técnico de la Cátedra de Investigación de Dinámicas Territoriales y Bienestar de la Universidad Iberoamericana (IBERO), hizo el 8 de junio una presentación de este libro durante el Primer Congreso de Economía Aplicada del Centro de Investigación e Inteligencia Económica (CIIE) de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla, el cual fue auspiciado por la UPAEP y por la Cátedra Manuel Espinosa Yglesias.

El libro, que fue coordinado por Rimisp y editado por el propio Rimisp junto con la IBERO y el Centro de Estudios Espinosa Yglesias (CEEY), realizó un análisis de territorios entrampados en pobreza con base en la geografía y los activos de los individuos, pues “hay una vieja discusión acerca de si hay gente pobre o son áreas pobres”, señaló Soloaga.

Pero los autores del libro –Anthony Bebbington, Javier Escobal, Isidro Soloaga y Andrés Tomaselli– también integraron factores de economía política que “también pesan en esas trampas” y para los cuales no hay datos, lo cual implicó realizar estudios de caso que contrastaron la situación de dos territorios en cada país que hace 20 o 30 años estaban entrampados en pobreza y desigualdad y uno salió de esa situación y otro no. “Observamos las relaciones que hay entre esos territorios y gobierno, actores políticos y otros, para obtener señales de qué fue lo que pasó en cada caso”.

Explicó Soloaga: “La geografía y los activos individuales pesan mucho [en la condición de desigualdad y pobreza y en la persistencia de éstos]. Pero también pesan los factores de economía política. Puedes tener muy buenos factores de la zona, la gente muy bien preparada para hacer cosas, pero la economía política que tenemos, los recursos que pueden bajar del Estado, los recursos que pueden bajar de la inversión extranjera directa, los que pueden bajar de la inversión propia doméstica, no bajan a donde son más productivos o por lo menos no van a donde deberían detonar mejores niveles de vida de la población”.

En el seminario se expusieron otras ponencias, entre ellas la de Enrique Cárdenas, director ejecutivo del CEEY, sobre la “Política económica ante Trump”; “Movilidad social y cohesión social”, presentada por Juan Enrique Huerta, coordinador de la Cátedra Manuel Espinosa Yglesias-UPAEP y Emmanuel Olivera, del Posgrado de Planeación Estratégica y Dirección de Tecnología de la UPAEP, y Karen Watkins, coordinadora de la Maestría en Economía Aplicada del CIIE-UPAEP, presentó la ponencia “Gobierno corporativo y desempeño de la empresa familiar en México”.