Imprimir

Desarrollo con Cohesión Territorial

Boletín Nº 24

Fundación AVINA y Rimisp fortalecen habilidades de líderes comunitarios para la planeación participativa de los PDET

31 Julio, 2017

En la Colombia del Postconflicto, la participación y el diálogo de todos los actores del territorio serán los elementos fundamentales en la construcción de los Programas de Desarrollo con Enfoque Territorial (PDET).


En el mes de julio, líderes comunitarios e integrantes de organizaciones sociales del municipio de Caldono (Cauca), participaron el proceso de capacitación liderado por la Fundación Avina y Rimisp, Centro Latinoamericano para el Desarrollo Rural, con el fin de fortalecer sus habilidades para la planeación participativa en la formulación de los Programas de Desarrollo con Enfoque Territorial (PDET), establecidos en la Reforma Rural Integral o punto (1) de los Acuerdos de La Habana.

Los Programas de Desarrollo con Enfoque Territorial tienen como propósito la transformación estructural del campo colombiano, entendiendo que por medio del cambio de las condiciones sociales, económicas, políticas y culturales será posible sentar las bases para la construcción de una paz estable y duradera. Vías e infraestructura, proyectos productivos, educación y salud rural, así como planes para llevar agua potable y garantizar saneamiento básico, son algunos de los bienes públicos que se incluirán en estos programas.

 

Dado que los PDET tienen una vocación participativa y de empoderamiento comunitario, la participación ciudadana representa uno de los principales retos en su proceso de formulación. Tanto las comunidades como las entidades territoriales (públicas y privadas), los gremios, la academia, la iglesia y el gobierno nacional, se preparan para dialogar y construir conjuntamente los proyectos y acciones que consoliden la paz en las regiones mediante el desarrollo de sus territorios.

Esta participación requiere que las organizaciones sociales y sus líderes cuenten con las habilidades necesarias para dialogar y participar de manera efectiva en este proceso. Para ello, la Fundación Avina y Rimisp, han diseñado una estrategia de fortalecimiento de capacidades a 200 líderes comunitarios de los municipios de Buenos Aires, Caldono y Suárez en el Norte del Cauca, territorios donde confluyen comunidades étnicas, afrocolombianas y campesinas, afectadas históricamente por el conflicto armado interno.

“Basado en un diagnóstico preliminar sobre las capacidades ya existentes en las comunidades, la estrategia consiste en la realización de talleres de capacitación sobre los conceptos e instrumentos necesarios para la participación efectiva en los procesos de formulación de planes, programas y proyectos. Por esto, la planeación estatal y territorial, el ciclo de la gestión pública, la Reforma Rural Integral, la planeación estratégica participativa y el control social, son algunos de los temas instruidos de manera didáctica entre los asistentes a los talleres, con el fin de fortalecer sus capacidades para que incidan en espacios de diálogo territoriales que respondan a la solución de sus problemáticas.” indicó Milena Umaña, Investigadora Adjunta de Rimisp, Centro Latinoamericano para el Desarrollo Rural en Colombia.

 

El taller realizado en el municipio de Caldono (Cauca) contó con la participación de 20 líderes de comunidades indígenas y campesinas. Gilberto Yuyafue, Exgobernador del Cabildo Indígena de Pueblo Nuevo, Caldono, destaca la importancia que tienen los PDET en su comunidad. “Esperamos que tengan amplia participación y reflejen el sentir de los excluidos por tantas décadas; que respete la institucionalidad de las organizaciones indígenas y campesinas; que sea real y el gobierno tenga la capacidad de ejecutar lo que se plasme en ellos, porque lo peor que se puede hacer es crear ilusión y la gente se desinfle, y en vez de crear paz territorial, volvamos a crear más síntomas de violencia”, puntualizó.

También las mujeres tuvieron un rol destacado en el desarrollo del taller. “Me ha gustado la metodología porque todos podemos participar y opinar sobre los temas que poco o nada que conocemos. Respecto a los PDET, aprendí que debemos estar preparados, conocer las necesidades de la comunidad encauzando todo desde el enfoque territorial”, manifestó Marta Liliana Díaz, integrante del Resguardo Pueblo Nuevo del municipio de Caldono (Cauca).

Durante el mes de agosto, investigadoras de la Fundación Avina y Rimisp continuarán el proceso de capacitación a los líderes de las organizaciones sociales de los municipios de Suárez y Buenos Aires en el Norte del Cauca.

La estrategia incluye además la entrega de un kit de herramientas que contendrá una cartilla con los contenidos impartidos y actividades para su aprendizaje, así como información para acceder a otros contenidos relacionados con estos temas, los cuales estarán disponibles en una plataforma virtual.

 

“Los procesos de planeación estratégica participativa representan espacios de diálogo que contribuyen a fortalecer la interacción entre las entidades gubernamentales y la ciudadanía, en un marco de colaboración, representatividad democrática, transparencia y voluntad política. Estos procesos de planeación motivan a las comunidades a participar en la toma de decisiones y el control social, para aportar en los procesos de desarrollo de sus territorios, incidiendo de manera positiva en la reconstrucción de confianza entre las comunidades afectadas por el conflicto armado” afirma Milena Umaña, Investigadora Adjunta de Rimisp, Centro Latinoamericano para el Desarrollo Rural en Colombia.