Imprimir

Noticias

En Guatemala

Encuentro de socios mesoamericanos de FIDA, motor para articulación y sinergias

31 Mayo, 2018

Entrevista con Celeste Molina sobre la participación de Rimisp México y Centroamérica en la reunión auspiciada por FIDA en Antigua, Guatemala, con sus socios estratégicos en Mesoamérica. La instancia internacional comentó allí su estrategia 2016-25.


En un ejercicio de intercambio de experiencias y conocimiento, once organizaciones que operan small grants del Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA) en Mesoamérica se congregaron del 25 al 27 de abril pasado en la ciudad de Antigua, Guatemala. El encuentro permitió un fructífero intercambio orientado a fortalecer sinergias y alianzas entre los socios de FIDA en la subregión, y sirvió para renovar los apoyos estratégicos de los mismos alrededor de los objetivos específicos del marco estratégico de FIDA 2016-2025: incrementar las capacidades productivas de la población rural pobre, aumentar los beneficios que obtiene la población rural pobre al participar en los mercados y fortalecer la sostenibilidad ambiental y la capacidad de resistencia al cambio climático de las actividades económicas de la población rural.

Celeste Molina, responsable de la Oficina de Rimsp para México y Centroamérica, comentó en entrevista que la reunión, denominada Encuentro Subregional del FIDA con Instituciones Socias en Mesoamérica, fue encabezada por Juan Diego Ruiz, coordinador del FIDA para Mesoamérica, y su equipo. Rimisp tuvo dos participaciones:

La primera con la ponencia “Experiencia de una efectiva vinculación sinérgica entre actores institucionales: Grupos de Diálogo Rural (GDR)”, expuesta por Juan Fernández, investigador de Rimisp Chile, e Ileana Gómez, de PRISMA (aliado de Rimisp en El Salvador), sobre la metodología, experiencia y alcances en Mesoamérica de los GDR, y la segunda, donde la propia Molina compartió con Pablo Yanes, de la Sede Subregional en México de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), en el “Conversatorio sobre elementos viabilizadores y cuellos de botella para lograr la ampliación de escala de iniciativas exitosas probadas y validadas a pequeña escala”.

En el Conversatorio Celeste Molina habló de la experiencia en México del Programa Territorios Productivos, que fue implementado en el marco de PROSPERA – Programa de Inclusión Social, con base en una estrategia diseñada por Rimisp. “Hablamos sobre los principales aprendizajes y cuellos de botella para implementar y escalar políticas públicas”.

En este encuentro, dijo la entrevistada, participaron varios socios estratégicos de la Oficina de Rimisp para México y CA, con los cuales se seguirá explorando diversas oportunidades de sinergias y nuevas colaboraciones. Destacan entre ellos:

1.- La Sede Subregional de CEPAL en México, que desarrolla dos proyectos con FIDA en la subregión: uno con el Instituto Nacional de la Economía Social (INAES) de México sobre el fortalecimiento institucional, gestión del conocimiento y ampliación de la escala de las iniciativas del Instituto, y otro sobre Nuevas Narrativas para la Transformación Rural en América Latina, cuyas investigaciones son muy afines a los temas prioritarios de la agenda de investigación de Rimisp.

2.- PRISMA, líder del consorcio con Rimisp y Oxfam para la implementación del programa de fortalecimiento de capacidades del Programa Diálogo Regional Rural (PDRR, de Centroamérica y República Dominicana). Con PRISMA sería viable potenciar sinergias en otras iniciativas apoyadas por FIDA, cuyo objeto es desarrollar las capacidades de las instituciones de la integración centroamericana para apoyar a la juventud rural. En el marco del encuentro se iniciaron conversaciones orientadas a articular redes de jóvenes apoyadas por ambas iniciativas, así como con las iniciativas que al respecto conduzca la Secretaría Ejecutiva del Consejo Agropecuario Centroamericano.

3.- Slow Food, agrupación que ha sido socia de Rimisp en el pasado y con quienes se está dialogando actualmente alrededor de la agenda de Diversidad Biocultural y Territorio de Rimisp en México. Actualmente Slow Food impulsa, con fondos de FIDA, el empoderamiento de jóvenes indígenas mexicanos y sus comunidades a fin defender y promover su patrimonio alimentario.

4.- Fundación Capital, con la cual Rimisp México ha coincidido en diversos espacios de discusión sobre políticas de inclusión productiva. Actualmente ellos apoyan a PROSPERA en la implementación de un pequeño programa piloto, “De la mano con PROSPERA”, basado en el modelo llamado de Graduación (implementado originalmente por BRAC en Bangladesh), que consiste en el fortalecimiento de los activos productivos, financieros, humanos y sociales de las personas en condición de pobreza extrema.

5. La Universidad de los Andes de Colombia (UNIANDES), que lidera una plataforma de socios internacionales abocados a investigar la sinergia entre la inclusión productiva y los programas de transferencias condicionadas. Rimisp a escala latinoamericana ha sido socio de esta iniciativa desde su primera fase. “Ahora la Representación México y CA de Rimisp está entrando a esta red con el fin de evaluar el Programa de Inclusión Productiva (Proinpro), implementado por el gobierno de México con un préstamo de FIDA, así como de compartir las lecciones aprendidas del Programa Territorios Productivos”. Esto, subrayó la entrevistada, “es muy importante pues nos permite desarrollar estos temas en los países donde ya trabajamos, pero también aportar los aprendizajes de Rimisp al debate internacional sobre estas políticas sociales de segunda generación”.

Celeste Molina valoró la importancia de la reunión, por dos motivos: por un lado “para fortalecer nuestra colaboración, nuestra alianza estratégica con FIDA en temas como juventud rural y políticas públicas para el desarrollo rural; y por otro lado, para reafirmar nuestra colaboración con varios de los socios estratégicos de FIDA en la región con los cuales ya trabajamos, y ampliar nuestras redes con nuevas organizaciones cuyo trabajo es apoyado por FIDA en temas afines a los nuestros”. Esto es clave en la estrategia de posicionar a Rimisp como actor relevante en Centroamérica. “Estos espacios nos permiten hacer visible nuestro trabajo no sólo ante otras organizaciones de la sociedad civil, sino además ante las instancias de la integración centroamericana, que también participaron en el encuentro. La relación con estas últimas es crítica por la relevancia que creemos que deben tener en la solución de problemas comunes a toda la subregión (tales como el desarrollo en el corredor seco centroamericano, las poblaciones rurales indígenas o las necesidades de adaptación al cambio climático). Para Rimisp México y CA, es fundamental la relación con las instancias de la integración centroamericana, en particular con el Consejo Agropecuario Centroamericano y el Consejo Centroamericano de Ambiente y Desarrollo, que reúnen a los ministros del ramo en cada país y con los cuales también pueden abordarse temas de las respectivas agendas nacionales”.

Reconoció que hoy Centroamérica atraviesa por situaciones de inestabilidad política que debilitan la institucionalidad (particularmente Guatemala, Nicaragua y Honduras). “Ciertamente este contexto es un obstáculo cuando se trata de promover políticas públicas que requieren una institucionalidad fuerte y una coordinación intersectorial, pero a la vez representa una oportunidad para profundizar alianzas y generar propuestas con otras organizaciones de la sociedad civil. Por ejemplo, un enfoque de diálogos multiactor (como el GDR) puede ofrecer nuevas estrategias para abordar viejos debates en torno a las políticas públicas y el rol de las instituciones para el desarrollo rural”.

Celeste Molina destacó que los participantes en el encuentro hicieron una petición para que se mantenga activo en el tiempo este tipo de encuentros auspiciados por FIDA. Señaló que en el encuentro FIDA se puso un acento específico en los temas de comunicación y gestión del conocimiento, a fin de mejorar las estrategias para difundir e intercambiar los aprendizajes de las experiencias que se están implementando con apoyo del FIDA. Asimismo, los participantes exhortaron al FIDA para garantizar un mayor vínculo entre las donaciones que reciben las organizaciones y las iniciativas de inversión (préstamos de FIDA a los gobiernos nacionales).

La reunión sirvió también para conocer con detalle la estrategia de FIDA a escala global y regional. FIDA comentó su plan 2016-25; los objetivos son el incremento de las capacidades productivas, dar beneficios a la población rural y acceso a mercados, sostenibilidad ambiental y resiliencia ante el cambio climático, todo ello alineado con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), con un énfasis muy fuerte en la gestión del conocimiento.