Imprimir

Noticias

Boletín Rimisp

Colombia: Región del Pacífico, un reto para la convergencia regional

30 noviembre, 2016
Not3

Con la necesidad de crear una visión compartida para la región Pacífica Colombiana basada en principios de identidad cultural, actividades económicas y dinámicas sociales, se desarrolló el Taller Técnico de Expertos para la Planificación Estratégica de la Región Pacífico, durante los días 10 y 11 de noviembre en la ciudad de Cali, organizado por el CIDER, la Fundación para el Desarrollo Integral del Pacífico, el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) y con la participación de la oficina de Rimisp en Colombia.

El pacífico colombiano, conformado por los departamentos de Nariño, Cauca, Valle del Cauca y Chocó, es probablemente la región del país con mayor diversidad poblacional. Sobre el litoral confluyen comunidades negras, indígenas y una amplia gama de población mestiza, lo cual trae consigo diferentes cosmovisiones y concepciones sobre el territorio.

En este sentido Ángela Penagos, directora de la oficina Rimisp Colombia, destacó las características de la región pacífico relacionadas con su componente rural, mencionando que de los 178 municipios que integran la región pacífica, 61% son eminentemente rurales, 36.6% de su población habita en el campo y el índice de incidencia de pobreza multidimensional es del 81.5% en las zonas rurales. “La importancia de planificar estratégicamente la región reside en la necesidad de mejorar la calidad de vida de la población involucrando su participación y garantizando la creación de los recursos necesarios para ello”.

Los asistentes al taller comentaron sobre la necesidad de crear un lenguaje común entre las comunidades y los tomadores de decisiones que facilite la transmisión de ideas y adopción de planes, de forma que las comunidades se sientan identificadas y apropien los proyectos con sentido de pertenencia.

De hecho, Carlos Duarte, del Instituto de Estudios Interculturales de la Pontifica Universidad Javeriana de Cali, destacó que “el pacífico biogeográfico no está compuesto exclusivamente por actores étnicos. Existen otros actores que deben incluirse para una mejor planificación”, poniendo de manifiesto que uno de los retos particulares de la región es incorporar diversos actores tipificables que son dinámicos y se movilizan constantemente en el territorio.

Penagos también señaló durante la actividad que el desarrollo territorial parte de identificar las particularidades de cada territorio y construir ventajas comparativas a partir de sus potencialidades, las cuales deben ser identificadas, por ejemplo, en los ejercicios de planificación del ordenamiento territorial. Asimismo, afirmó que es necesario “propiciar la integración regional, especialmente de los municipios más rezagados con aquellos con capacidades de distribuir desarrollo. El enfoque poblacional debe trascender a uno territorial, orientado al cierre de brechas regionales”.

En esta línea Diego Hau, miembro de la Fundación para el Desarrollo Integral del Pacífico, instó por la necesidad de crear una institucionalidad formal para la región a partir de figuras asociativas como las Regiones Administrativas de Planeación Especial –RAPE-, que gocen de patrimonio propio y que sean capaces de coordinar con los actores institucionales y no-institucionales de los cuatro departamentos. “Existe voluntad política para la conformación de la RAPE Pacífico, y ya se radicó un proyecto ante el congreso para autorizar su constitución a partir de 2017”, puntualizó.

Finalmente Carles Llop, Investigador de la Universidad Politécnica de Cataluña, señaló que uno de los esfuerzos claves que se debe emprender en la región pacífica consiste en la producción de información actualizada y confiable. Destacó que la planificación se debe realizar “con datos pero también con relatos”, aludiendo a la necesidad de incluir información cualitativa para alcanzar una mejor planificación.