Imprimir

Noticias

Boletín Rimisp

Colombia: Aportando en la construcción de una paz territorial duradera

28 diciembre, 2016
APenagos2

La apertura de la oficina de Colombia fue una decisión estratégica de gran relevancia para el posicionamiento de Rimisp en la región. En este primer año de funcionamiento se logró conformar un equipo calificado de investigadores, con el cual se ha conseguido aportar significativamente en los procesos de cambios institucionales que el país está viviendo, en materia de formulación de políticas públicas para el desarrollo rural, con modelos integrales de intervención y focalización territorial.

“Creo que Rimisp llegó en un momento histórico para Colombia, ha sido un año difícil, emotivo, de grandes ilusiones y desilusiones. Tenemos el compromiso político, como oficina, de ayudar a la implementación de los acuerdos para la construcción de la paz territorial. Creo que organizaciones como Rimisp tienen una responsabilidad muy importante en esto”, analiza Ángela Penagos, Directora de la Oficina de Colombia.

En la línea de desarrollo territorial, se encuentra el diseño de un estándar para la inclusión del tema rural dentro los planes de ordenamiento territorial, tanto a nivel municipal como departamental. 100 municipios y 10 departamentos colombianos serán acompañados técnicamente por el Departamento Nacional de Planeación (DNP) con la asesoría de Rimisp y la Universidad de New York, en la formulación e implementación de sus Planes de Ordenamiento Territorial y Planes de Ordenamiento Departamental, mediante el Programa POT/POD Modernos.

“Sabemos que el territorio va más allá de la división político administrativa, por ello, estamos construyendo y definiendo territorios funcionales desde los procesos económicos, sociales, culturales y políticos”, comenta Penagos sobre el convenio firmado con la Región Central – Región Administrativa y de Planeación Especial (RAPE), conformada por 4 departamentos (Boyacá, Cundinamarca, Meta, Tolima) y el Distrito de Bogotá, que busca crear territorios funcionales para el desarrollo equitativo de la región.

En el eje estratégico de desarrollo de capacidades también hay avances importantes, sobre todo en la consolidación de la alianza con la Universidad Javeriana de Cali, especialmente con el Instituto de Estudios Interculturales. Se está trabajando para diseñar una maestría en interculturalidad, paz y desarrollo territorial “que tendrá un rol importante para potenciar al máximo las capacidades existentes en los territorios, tan necesarios en un escenario de postconflicto”, comenta la Directora de la Oficina de Rimisp en Colombia.

“Consolidar, crear incidencia política y, sobre todo, lograr un diálogo a nivel de latinoamérica en temas de relevancia como lo son la juventud y la mujer rural”, es un aspecto clave en el futuro, y que hoy está siendo recogido por el Grupo de Diálogo Rural Colombia, que hoy está en proceso de cerrar un ciclo he iniciar otro “tan productivo como el anterior”, agrega Penagos, destacando la importante labor que realiza este grupo, parte del proyecto que lidera Rimisp junto al Fondo Interamericano de Desarrollo Agrícola – FIDA.

“¿Qué nos espera para el 2017?”, se pregunta la Directora de la Oficina de Colombia. “Sin lugar a dudas, la columna vertebral de la oficina de Colombia seguirá siendo el postconflicto. En cómo lograr avanzar en las intervenciones tanto de los programas de desarrollo con enfoque territorial como en los procesos de desmovilización de las FARC. La idea es seguir apoyando la consolidación de asociaciones territoriales como la Región Central y en programas para un mejor ordenamiento territorial”.

Colombia enfrentará un contexto político complejo el próximo año. El país se enfrenta dividido a elecciones. “A pesar de esta división, hay consenso nacional sobre la importancia de lo rural y de los territorios. Como Rimisp, tenemos que capitalizar ese sentir nacional y poner a disposición la experiencia invaluable que tenemos en estos temas. Viene el tiempo de la construcción de la paz territorial. Este concepto nos impone un reto importante; ser capaces de traducirlo en instrumentos concretos”, finaliza Ángela Penagos.