Imprimir

Noticias

Editorial de María Ignacia Fernández, Directora Ejecutiva Rimisp

El enfoque territorial es más eficaz en la disminución de brechas

29 enero, 2016

Rimisp está cumpliendo 30 años. Han sido tres décadas de trabajo atentos y comprometidos con las transformaciones del mundo rural.


Rimisp. AMÉRICA LATINA. Rimisp está cumpliendo 30 años. Han sido tres décadas de trabajo atentos y comprometidos con las transformaciones del mundo rural. Nuestro continente es un territorio rico y diverso, con múltiples alternativas productivas pero con oportunidades dispares dependiendo del lugar en que se nace, y dónde las zonas rurales siguen siendo las más rezagadas.

Partimos trabajando en lo agrícola, para luego ampliar nuestro enfoque al mundo rural. Hoy nuestro quehacer está en el territorio, entendiendo que esto significa un sistema amplio de interrelaciones y actores que se vinculan e interactúan entre sí.

¿Cuál es nuestra apuesta hoy? Nuestra apuesta como Rimisp es que “el enfoque territorial es más eficaz en la disminución de brechas”, porque nos permite comprender mejor el territorio como un sistema integral, haciéndonos cargo de la relación entre las estructuras, los actores y las instituciones que confluyen en éste.

Los promedios nacionales ocultan la realidad de territorios específicos, donde la gente vive en mejores y peores condiciones relativas. Entonces, cuando decimos ‘cerrar brechas’, lo que estamos diciendo es que todas las personas, independientemente del lugar donde vivan o donde nazcan, tengan las mismas oportunidades de desarrollarse como ellas mismas quisieran y no en función de las condiciones que le pone el entorno. Esa es nuestra apuesta: trabajar desde y para el territorio.

Y ¿cómo lo estamos haciendo? Al primer eje estratégico de nuestro trabajo lo llamamos “Articulando una red de Socios”. Esto es tremendamente importante para Rimisp, pues nuestro trabajo lo hacemos con todos nuestros socios, colaboradores y donantes, en el marco de una red con capacidad de convocatoria, con conocimientos y potencialidades de alto nivel técnico, con capacidad de toma decisión. Asimismo, con posibilidades de articulación de alianzas locales, en las que muchos trabajan día a día, y que permiten una intervención real sobre el territorio.

El segundo eje estratégico es la “Generación de Conocimiento”, eje fundamental de nuestro trabajo, consistente en generar investigación aplicada para comprender las dinámicas de los territorios latinoamericanos y entender mejor la realidad y sus contextos. Esta generación de conocimiento cobra mayor sentido, además, cuando está al servicio de la toma de decisión.

Nuestro tercer eje, al que llamamos “Diálogo y Acompañamiento”, recoge nuestra particular preocupación por tender puentes con los tomadores de decisión para que nuestro conocimiento se transforme en acción y genere cambios institucionales, que se traduzcan en mejores políticas públicas.

Es así que trabajamos con diferentes personas en propuestas de metodologías innovadoras para el diálogo de políticas entre actores interesados en contribuir en procesos de cambio, generando incidencia para integrar el enfoque territorial en el diseño de políticas públicas, y asistiendo técnicamente a gobiernos -centrales y locales- para el desarrollo de políticas públicas dentro y entre los territorios.

Nuestro cuarto eje en estos 30 años, ha sido y seguirá siendo el “Desarrollo de Capacidades” que permitan el fortalecimiento y empoderamiento de actores –públicos y privados– a nivel central y territorial. Esto significa entregar herramientas técnicas a actores para entender de mejor manera las dinámicas territoriales.

Estamos orgullosos de cumplir 30 años. Tenemos las ganas, la energía, el equipo y la convicción de seguir aportando otros 30 años más.