Imprimir

Cohesión Territorial para el Desarrollo

Nuestra Visión

Nueva Agenda Regional: En Chile no da lo mismo donde se nace

 

  • Actualmente el destino de las chilenas y chilenos depende en buena medida del lugar donde nacen, crecen y viven, y no tanto de sus capacidades y esfuerzo. Esto, porque las oportunidades de desarrollo y bienestar están concentradas en unos pocos territorios, en desmedro de otros.

 

  • Con esta premisa, el programa Cohesión Territorial para el Desarrollo, coordinado por Rimisp – Centro Latinoamericano para el Desarrollo Rural, convocó a 11 expertos que adscriben a distintas sensibilidades políticas e ideológicas, para elaborar una serie de propuestas en materia de desarrollo económico y social y descentralización, que confluirán en la llamada ‘Nueva Agenda Regional’ (NAR).

 

El objetivo central es avanzar en soluciones contra las brechas territoriales, más allá de un proceso de descentralización. Rimisp propone que Chile requiere un desarrollo integral bajo el concepto de la cohesión territorial, es decir, que las personas tengan similares oportunidades de desarrollo sin importar el territorio del país en que viven y que ninguna localidad tenga niveles de bienestar por debajo de los mínimos que como sociedad consideremos indispensables.

Fomentar la cohesión territorial en el diseño de políticas, significa otorgar a las regiones mayor autonomía, con derechos y responsabilidades en decisiones importantes que afecten su destino o los del bien común del país. Esto requiere un sistemático esfuerzo de apoyo a sus capacidades colectivas, de emprendimiento, innovación, ejercicio de la ciudadanía y de una eficiente y transparente gestión pública.

Las brechas de desigualdades entre los territorios de Chile quedan reflejadas en diferentes cifras y análisis que es posible comparar respecto a la totalidad de los ámbitos del quehacer nacional, sea éste económico, educacional, social, político y/o medioambiental.

Casos de ello pueden verificarse en que, por ejemplo, mientras la remuneración promedio del país es de $300 mil por mes, en la Región Metropolitana este valor se eleva a $520 mil. Otras inequidades se observan en los resultados de la PSU, donde el puntaje promedio de los estudiantes de la Región Metropolitana en la última rendición fue de 514 puntos, mientras que en Arica-Parinacota sólo alcanzó los 467 puntos. Ninguna otra región superó los 500 puntos promedio.

En tanto, por norma general, los Gobiernos Regionales no cuentan con ingresos autónomos provenientes directamente de impuestos que se definan en el nivel regional. Ello incide en que los GORE tengan pocos recursos y bajas capacidades instiyucionales, lo cual limita su capacidad de desarrollo.